miércoles, 23 de noviembre de 2011

El sabio Frestón

El sabio Frestón es un personaje del Quijote con el que Cervantes (y en su nombre el propio don Quijote) imita la presencia de seres dotados de cualidades sobrenaturales en los libros de caballerías. Los sabios y los magos, grandes conocedores de los encantamientos y de la magia, están presentes en la tradición caballeresca desde los más antiguos textos relacionados con el género. Por lo general puede haber dos tipos de magos: los benefactores y los opositores; mientras los primeros velan por el bien de los caballeros, los segundos buscan siempre la manera de obstaculizar las grandes hazañas de estos. En el Amadís de Gaula, el más venerable libro de caballerías y base fundamental de la parodia (y de la admiración) de Cervantes, el héroe se verá siempre protegido por Urganda la Desconocida, una sabia maga que tenía la capacidad de cambiar su aspecto cuando le convenía y hacerse así irreconocible (de ahí su sobrenombre), pero también debía guardarse de las malas artes de Arcaláus el Encantador, un perverso mago que tiene como meta hacer imposible el engrandecimiento de Amadís. A la estirpe de este último pertenece nuestro sabio Frestón, de quien dice don Quijote: «es un sabio encantador, grande enemigo mío, que me tiene ojeriza, porque sabe por sus artes y letras que tengo de venir, andando los tiempos, a pelear en singular batalla con un caballero a quien él favorece, y le tengo de vencer, sin que él lo pueda estorbar, y por esto procura hacerme todos los sinsabores que puede» (Cervantes, Quijote, I, 7).
Entre las terribles hazañas del sabio Frestón se encuentra el encantamiento de la estancia en la que don Quijote tenía su biblioteca; al menos a los ojos de este, ya que, en realidad, los libros fueron quemados, en su mayoría, por el ama y la sobrina, tras la revisión y selección llevada a cabo por el cura y el barbero, amigos de don Quijote, que pretenden, con esta acción, evitar que la locura del héroe se acreciente, ya que piensan que esta es debida a la lectura continuada de libros de caballerías.

El sabio Frestón sobrevuela la aldea de don Quijote momentos antes de hacer desaparecer, por encantamiento, su biblioteca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada